Memoria del cuerpo.

En el momento que vió derrumbarse el mundo sobre él, tuvo poco tiempo para pensar.

Cuando se dio cuenta de su destino, es por que ya estaba mirando, a un tamaño minúsculo, el último diafragma de luz mirando hacia arriba. Apenas unas pocas milésimas de segundo más y todo era oscuridad. Su inconsciente sólo alcanzó a expresar, que no externar, un sonoro ¡No!

Al poco tiempo, sus ojos se acostumbraron a la oscuridad, aprendió a mirar , a convivir con ella, a alimentarse de ella. Su piel dejó de rechazar las colonias de hongos que le habitaban, sus odios al eco de su propia respiración y su nariz creyó percibir aromas en medio de ese aire húmedo, espeso y denso que le administraba cada aspiración.

Sus músculos creyeron que aquellos ínfimos movimientos eran un ejercicio extenuante, que su actividad del día, centrada en proveerse de alimento y aire, eran suficientes para su crecimiento. El cabello lo tenía podrido, sus uñas largas, negras y retorcidas. Sin embargo, cual síndrome de Estocolmo, comenzó a valorar su imagen en ese entorno, se sentía bien, sano, acicalado y desafiado.

Sin embargo, ese NO, nunca dejó de rebotar en cada uno de las aurículas de su corazón a cada latido. Su alma seguía detestando esa piel carcomida por millones de seres microscópicos que no pertenecían a su naturaleza; su columna vertebral, que tanto había cedido en función de su nuevo entorno, estaba ansiosa de volver a mostrarse erguida, en su máximo esplendor, en su potencia original.

Así llegó el día en que sus manos, acostumbradas a escarbar sin dolor para trazar la reptante ruta, percibieron un cambio en las texturas que manipulaban. Un reblandecimiento de tierra que parecía, en medio de toda esa dureza una gelatina mal refrigerada, que al tercer golpe cedió con facilidad abriendo un pequeño orificio por el que entró primero un rayo de luz que primero le llenó de miedo y lo hizo cerrar los ojos y retroceder. Después, su nariz pudo percibir una corriente de aire fresco y ligero que de inmediato comenzó a buscar.

Todo el cuerpo despertó, reaccionó y empezó a luchar por salir de su constreñimiento, por salir de su tumba. Sus manos arañaron como su se trataran de paletas en el fondo del mar, las piernas empujaban con tal fuerza que parecía que nunca habían desconocido su utilidad. Pudo sacar la cabeza. En un largo proceso todo su cuerpo, pero quedó ahí tirado, aunque su naturaleza luchó por salir, todo se había olvidado en un segundo. Su cerebro ordenaba a los ojos abrirse, a los dedos cerrarse, a los brazos estirarse, a la columna vertebral enderezarse, a las piernas doblarse, a los pulmones tomar aire fresco. Nada quería responder. El tiempo se acaba.

De pronto, su dedo índice recordó un movimiento, empujando la última falange hacia la palma de la mano. Se movió…

La desgracia

La desgracia ocurre, forma parte integral de la vida humana del mismo modo que la noche y el día se pertenecen. 

La desgracia es un ente que nos respira en la nuca todo el tiempo, que nos abraza y se abre espacio sobre todo lo que podemos y no podemos controlar para expresar su existencia, para mostrar su poder.

La desgracia y su agente maldito, la mala noticia, acechan generalmente el momento más inoportuno, más débil. para tocarnos la oreja y para poner a prueba la resistencia de todos a nuestro al rededor, para establecer y medir nuestros propios límites.

La desgracia y la mala noticia jugarán un tiempo con nuestras vidas y pronto pasarán. Sin embargo, como el fuego, dejarán marcas irreparables que servirán para recordarnos, que sólo fueron creadas para poner a prueba, de vez en vez, el material del que estamos  construidos.

Entonces, la desgracia sólo quiere saber, que estamos haciendo con nuestro tiempo, que paredes estamos reforzando de nuestra casa, que vínculos nuevos hemos realizado y cuáles reafirmado, en fin, de qué está hecha nuestra felicidad. Así que la desgracia, no nos moverá.

Opacidad y Estupidez

Antes del inicio de la campaña, aún antes de que el actual presidente de la república abandonara su cargo anterior, ya se dibujaban sus dos estrategias de acción, la opacidad y la estupidez.

Aún con la mesa de los nombramientos muy caliente, con una gran cantidad de cartera por asignar entre amigos y compromisos, la administración da cuenta de una visión macabra, estratégica y racionalizada hace mucho tiempo ya, como los nombramientos de Chuayffet (para acordar con Gordillo), el de Chong, o el Robles (para arrebatar toda la estrategia social al PRD).

Pero por momento, hace gala de una visión estulta, absurda y sobre todo, con nula capacidad autocrítica, como el nombramiento de Alberto Bazbaz, como responsable de Inteligencia Financiera en Hacienda.

Responde a un favor, es claro, pero ¿a qué favor?, después de la encrucijada del caso de la niña y la cama, es claro que existe un compromiso que es más fuerte que la necesidad de proteger al ungido de críticas malsanas. Además un puesto clave para la lucha contra los cárteles de la droga, la inteligencia. Entonces, el favor era más grande de lo que creemos, pero en nuestro país, al ungido se le permite todo, hasta la estupidez. 

De DiCostanzo mejor ni hablar.

Sobre votantes y votados

Estaría increíble que un día el ciudadano promedio de mi país comprendiera el valor de su voto, que se decidiera a tomarse en serio el tema de elegir un gobierno, que se informara, que razonara y sobre todo se decantara de posturas dogmáticas.

Estaría más increíble aún, que un día se diera cuenta de que en efecto, la política no es un tema superfluo para tomarse a la ligera, pero sería más inverosímil que un día los políticos comprendieran esa importancia y actuaran en consecuencia.

Pero no, es no parece estar cerca, vivo en el país en el que está padre votar por el más “rostro”, por la que es “mujer”, por el “radical” y en todo caso, por el “menos peor”.

Vivo una elección en el país en el que a la mayoría “le da igual” quien gane, en el que “todos son rateros” y en el caso más militante: “eres pendejo” si no vas a votar como yo.

Ojalá que en lo que ocurre algo, o cuando menos se acaba el mundo, el ciudadano se da cuenta de que ha alimentado una política basura, un sistema caro y lleno de parásitos, un sistema en el que llega el que más lana le mete a la campaña, el que más aguanta vara y sobre todo, el que más ha sabido besarle los pies a la persona “correcta”.

Lo grave, es ver ciudadanos de a pié, que en lugar exigir en conjunto, de movilizarse como sociedad, de actuar en consecuencia con la actualidad prefieren casarse con una postura, con un color, y enfrentar al otro ciudadano.

No se quieren dar cuenta de que cualquiera, el que elijas, por el que piensen votar, NUNCA se va a pelear con otros de su calaña por el bien de la sociedad, NUNCA uno solo de ellos, va a tener como prioridad servirlos.

Que han puesto en el altar a una bola de crápulas, para los que el votante es sólo moneda de cambio y la polarización social sólo es una herramienta del poder.

Lo he visto de cerca… muy de cerca y a las pruebas de la historia me remito.

Hello!!

Is there anybody out there??

La Memoria

Es un ser vivo, una bestia, estás obligado a domestircarla o a mantenerla dormida.

Powered by Qumana

Hoy es mañana

El tiempo pasó y no nos ha dicho en dónde tenemos que estar. No espera nada, sólo el que tomemos nuestro momento.

El más grande nadador del mundo

Y el terremoto volvió, la esperanza está hecha pedazos por el piso. Tu pasas sobre los escombros. La vida se ve deforme y aquél que nada entre las olas pierde fuerza y no tiene de dónde sujetarse.

In The Middle Of Nowhere

De pronto un poco de espacio, una luz, muchas posibilidades. Te conviertes en el objeto, en el trofeo de una lucha en la que nadie te pregunta, no participas y existes sólo de nombre. Sin rostro, sin personalidad, con nada más en tus manos que aquello para lo que sirves. El cambio, la rueda, el terremoto, new born.

Te pones la máscara transparente, tu rostro desaparece, te conviertes en una máquina que falla, que cae, que no quiere, pero máquina al fin. Un máquina aceitada por la resignación; la mediocridad.

Lo peleadores obtienen su parte; lo que les interesa, ninguno gana ninguno pierde. Quedan satisfechos y marcan su parte del premio para que no quede alguna duda. Te quedas fraccionado en el piso preguntándote si en realidad todos tienen razón y tu función es sólo la de ser una máquina; el premio de la batalla. Ya no eres, no eres más.

David Bowie – Space Oddity

 

Esquina bajan por favor !!!!!

El esperado regreso de……

Después de unas largas largas largas vacaciones del mundo del blog, en parte obligadas por el trabajo, en parte por tener que pensar y revalorar este blog, pues… REGRESO. Finalmente entendí que este blog es el mejor psicoterapeute que he tenido, y que es un excelente espacio para compartir con aquellos a los que les importa, pero que sobre todo es un buen lugar para vomitar. Así que de nuevo me tendrán por acá soltando mis mugres y tolerando mis pendejadas, y la banda tendrá su espacio para seguirse enterando de mi vida. Así que aquí andaremos.

El motivo principal no es sólo reactivar este espacio, sino avisarles que después de mucho pensarlo el compadre de cancún y un servidor decidimos reiniciar lo que arrancó con el PINCHEBLOG, así que inguramos un espacio musical, que nos permitirá debrayar sobre lo que más nos gusta y dejará este espacio específicamente para debrayes personales.

El nombre de este espacio es STEREOPHENIA y el Señor Lado Brillante y yo estaremos gustosos en compartir por ahí mucha música y todo lo que viene con ella… así que bienvenidos y gracias por su atención a este doble arranque.

stereophenia.wordpress.com

  • Dear Twitter

    Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

  • eXTReMe Tracker ");//-->
    Free Hit Counter
  • Visitas Totales

    • 57,198 Incautos
  • Clickea

  • Meta

  • Seguir

    Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.